Bridgerton, o el álbum de música clásica más vendido del momento

Bridgerton, o el álbum de música clásica más vendido del momento

Bridgerton, o el álbum de música clásica más vendido del momento

Una serie basada en el amor y en la vida cotidiana de la alta sociedad londinense del siglo XIX es la tendencia en Netflix. Con más de 83 millones de visualizaciones en los primeros 28 días de lanzamiento, Bridgerton se convirtió en la serie más vista de la plataforma de streaming. El argumento es cautivante, pero la audacia de su guión y la combinación entre antiguo y moderno es, con seguridad, lo que ha garantizado el éxito de la producción. Algunas de las ‘cerezas en el pastel’ de la serie tienen que ver con la fina aproximación a distintas luchas sociales que hoy más que nunca son tendencia en el mundo: la diversidad sexual, la inclusión de personajes negros dentro de la realeza, el aborto, la sexualidad, la inequidad y la independencia de las mujeres. Pero hay un detalle más que equilibra esa bien conseguida mezcla entre siglo XIX y modernidad: la banda sonora.

Entre castillos y cortes, bailes de salón, monarcas y duques, sería de esperarse que la música fuera tan clásica como su escenografía, de la mano de los principales exponentes del periodo como Mozart o Haydn. La sorpresa es encontrarse con los grandes éxitos del pop actual versionados en formatos clásicos, como el cuarteto de cuerdas, con unos arreglos impecables que convierten a Taylor Swift, Ariana Grande, Billie Eilish o Maroon 5 en auténticos personajes del Clasicismo. Pero, hay más, el balance entre lo antiguo y lo moderno nuevamente queda en evidencia cuando suenan extractos de la quinta sinfonía de Beethoven, uno de los cuartetos ‘Razumovsky’, el vals de la Suite de jazz de Shostakovich, las Cuatro estaciones de Vivaldi en versión de Max Richter, o la giga de la Suite para violonchelo No. 6 de J. S. Bach.

Lo cierto es que la música de Bridgerton ha cautivado a millones de espectadores, a tal punto que el álbum de su banda sonora lidera las listas de música clásica de Billboard con 4.000 unidades vendidas, según indicó la compañía. El responsable de traducir canciones como Thank U, Next, Bad Guy, Wildest Dreams o Girls Like You al estilo clásico es el compositor y pianista estaodunidense Kris Bowers. ¿Los intérpretes? Vitamin String Quartet y Duomo, cuartetos de cuerda que a su vez han multiplicado su audiencia digital desde el estreno de la serie. En varias entrevistas, los integrantes de ambos ensambles aseguran que este tipo de versiones de canciones de géneros comerciales ayudan a crear nuevos públicos y acercarlos a la música clásica. No cabe duda.

Las plataformas de streaming son uno de los principales medios de consumo, descarga y circulación de la música en la actualidad y cada vez es más clara la influencia que tiene el cine y la televisión en los hábitos de consumo de las personas. Hay varios ejemplos de este efecto: tras el lanzamiento de Coco, la película animada de Pixar y Disney, la venta de guitarras se disparó en el mundo. Lo mismo ha sucedido fuera de la música: después del boom de la serie Gámbito de Dama en Netflix, la venta de tableros de ajedrez aumentó 125% en Estados Unidos y 83% en la plataforma Mercado Libre. ¿Por qué pasa esto? Un principio básico del arte de contar historias (storytelling) lo puede explicar: las historias emocionan, por eso el arte y la cultura son los mejores influenciadores.

¿Qué pasaría si empezáramos a buscar los públicos para la música académica contando historias emocionantes por medio de otras disciplinas? Bridgerton son el ejemplo perfecto. Sus dos grandes aciertos: asumir el riesgo y encontrar un buen equilibrio.