Descubrir la belleza del contrabajo

Descubrir la belleza del contrabajo

Descubrir la belleza del contrabajo

La Sinfónica de Galicia estrena un concierto del finlandés Jukka Linkola para este instrumento como solista

Los conciertos para violín, piano y clarinete como solistas suelen ser habituales en la programación de las orquestas. Menos habitual es encontrarse con piezas que otorgan el protagonismo al contrabajo como instrumento principal. Ese es el caso del Concierto para contrabajo y orquesta del finlandés Jukka Linkola, que este viernes estrena en Europa la Orquesta Sinfónica de Galicia y que se podrá seguir en directo a partir de las 20.00 horas en su canal de YouTube, seguido de la novena sinfonía de Schubert.https://40f286c3f1f8ed09c73df8d7370fad9e.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

El contrabajista principal de la formación gallega, el también finés Risto Vuolanne, admite con humor que el instrumento «no está en el top cinco de solistas», pero que la partitura de Linkola es ideal para descubrir un rango sonoro «mas amplio de lo que se suele pensar». Sonoridades cálidas, belleza y romanticismo son conceptos que Vuolanne cita a la hora de describir qué aporta el contrabajo como solista a un concierto, consciente también de que será una sorpresa para muchos. «Los grandes compositores no han escrito para contrabajo. No hay un Shostakovich, un Sibelius para el instrumento, tampoco un Mozart, aunque sí escribió un dueto para cantante bajo y contrabajo: esa obra es muy importante», explica.

Por tanto, resulta clave que los compositores, como es el caso de Linkola conozcan bien las posibilidades del contrabajo para sacarles partido. Este Concierto es un buen ejemplo, con pasajes que requieren de gran virtuosismo en la ejecución. «¡Tiene muchas notas, a veces demasiadas!», bromea Vuolanne, quien ha trabajado, primero presencialmente y después gracias al WhatsApp, con Linkola para adaptar aspectos de la obra. «Hay momentos en que hay que tocar muy alto, y eso es mucho curro, pero en fin, también la vida es difícil y a veces tienes que subir», comenta el músico.

El concierto se subdivide en cinco partes y en ellas conviven referencias tan plurales como el Barroco, el tango o el jazz, género este último que conecta a Linkola y Vuolanne, ya que ambos se expresan también a través del formato de las big bands. Les une además la nacionalidad —y el director, Dima Slobodeniouk, nació en Moscú pero creció en Finlandia—, aunque Vuolanne aclara que el Concierto está lejos de esa solemnidad que se le suele atribuir a la mentalidad finlandesa. El propio compositor, en las notas explicativas de la obra que acompaña el programa, justifica su apuesta por una dimensión más ligera y lúdica: «Tocar para el público siempre debe ser divertido. Y las cosas serias también deberían ser divertidas». Vuolanne lo compara con esas fiestas en las que los vecinos de pueblo en su país armaban un escenario en el bosque y se dedicaban a beber y a bailar al son de la música.

Sin público

En este caso, faltará el público, ya que la orquesta actuará a puerta cerrada, pero se les podrá ver gracias a la emisión en streaming. El monográfico dedicado a Wagner con el barítono Matthias Goerne, grabado hace unos días, llegará a su canal el sábado día 13, también a las 20.00 horas.